fbpx

El Vínculo en el Proceso Creativo

Publicado el 13 abril, 2018

El vínculo en el proceso creativo

Trabajar en el circo, en el teatro, en la calle o en cualquier ámbito artístico nos obliga a estar en contacto con muchísimas personas. Redes de infinitas conexiones y vínculos.
Pero ¿cómo son los vínculos que establecemos con nuestra pareja o compañera/os artísticos?
Sin duda, en una pareja artística pasa lo mismo que en la vida: competencia, incomprensiones, desmotivaciones, la confianza o no en el otro, el desgano, el aburrimiento, la monotonía, la aparición de algo o alguien que detiene el avance.

¿Cómo transformar estas dificultades en oportunidades de crecimiento?

Trabajando en el ámbito de las relaciones interpersonales, vimos que estableciendo vínculos basados en una comunicación saludable, una comunicación con uno mismo y con el otro, sentida, honesta y cuidada, llegamos a ser mejores creadores.

Para eso es necesario el trabajo con uno mismo.
Establecer una conexión con nuestro propio cuerpo/mente (unidad indisoluble) nos permitirá conocernos más y funcionar mejor.
Conocer nuestras potencialidades, nuestros recursos, nuestros límites: dónde necesitamos al otro y dónde podemos solos.
En la medida que la conexión con vos mismo/a sea fluida, flexible y actual, se produce un círculo virtuoso que genera mejoras en los vínculos personales y/o profesionales.
Tu cuerpo habla, tu cuerpo sabe el camino hacia el avance y el bienestar.
¿Estás dispuesto/a a escucharlo?

Atenderlo requiere de habilidades naturales disponibles en cada uno de nosotros. Hacer una pausa. Una pausa interna para atender a lo que está pasando en ese mismo instante.
Hagamos ahora un breve ejercicio:
Pará…
Ahora…
¿Estás plenamente enfocado en la lectura de este artículo? ¿Hay algo que te distrae, te abruma, te saca de esta experiencia?
Volvé acá, con nosotros.
Hacé un pausa para dedicarte a esta lectura.

Así como te sugerimos hacer esto, te proponemos que hagas lo mismo en el marco de un proceso creativo. Tu energía al 100% en ese momento en contacto con tu cuerpo y con tu compañera/os y con todo el ambiente que te rodea.
Una burbuja creativa.
Ahora la pausa es más que interna… es global… vos y él/ella/ellos/ellas en esa burbuja, un espacio delicado, atemporal, de creación, impenetrable como detenido en el tiempo.
Ideas, pruebas, ensayos, errores, caídas, modificaciones, mejoras.
Avance, crecimiento… En otro tiempo y en todos los tiempos.
Esto hará que tu tiempo lineal se optimice.
Salís de la burbuja creativa y todo sigue su curso.
Pero en ese “no tiempo” de creación, tu arte emergió, avanzó, tuvo su lugar.
¡Animate a esta experiencia!!

Lic. Carolina Ades
Clr. Mauricio Gutierrez Nebuloni