fbpx

Sentimiento de Fondo en Focusing

Publicado el 6 enero, 2021

El Poder de Transformación Implícito en el Sentimiento de Fondo en Focusing

Por Marine de Fréminville

Mi contribución a la evolución del Focusing se refiere al desarrollo más completo del  Sentimiento de Fondo, un término presentado en 1978 por Eugene Gendlin, en el primer paso, Despejar un Espacio, de su modelo de seis movimientos de Focusing.

He estado desarrollando este tópico por varios años, presentándolo a la comunidad internacional de Focusing por primera vez en 2001, y he continuado ofreciendo este trabajo cada año hasta la última 20° Conferencia Internacional de Focusing. Este artículo delinea la versión actual de este modelo con algunos nuevos aditamentos, en particular, la idea de balancear el trabajo de exploración interna con los recursos internos.

DEL DESPEJAR UN ESPACIO AL SENTIMIENTO DE FONDO

En su libro de Focusing (1981), Gendlin enfatiza el valor del primero de los seis pasos del Focalizar: Despejar un Espacio.

El primer movimiento de la técnica del enfoque es enormemente importante porque, si e da, los demás también tendrán lugar. En este primer movimiento haces un lugar para ti mismo, en donde habitar mientras tiene lugar el resto del proceso. 

El primer movimiento es aquel en que te das a ti mismo lo que pudiera llamarse un “medio positivo”. Te pones a ti mismo en un estado de mente y cuerpo en el que los otros movimientos del focalizar pueden tener lugar libremente…. como las elementales tareas de los artistas cuando comienzan a trabajar cada mañana… 

Hay muchos modos de acceso al primer movimiento, muy diferentes actos internos que pueden producir el necesario medio positivo –de receptividad de la mente-cuerpo. Un medio de acceso que da buen resultado para una persona, puede no resultar para otra. Conserva el que o los que tengan sentido para ti personalmente, el acceso o combinación de accesos que logren que suceda algo bueno dentro de ti.(Gendlin, 1981, p. 97).

Para algunas personas estos comentarios todavía encajan, aún cuando hoy existen diferentes maneras de enseñar el Despejar un Espacio (por ejemplo, “Despejar un Espacio como un Práctica Espiritual” de Joan Klagsbrun).

Más tarde en un breve artículo en 1999, Gendlin resaltó la relevancia de su primer movimiento de Focusing, que permite una “mucho mayor reducción de estrés” que los métodos usuales (Gendlin,

1999, p.178). Como me han dicho algunos amigos certificados en Focusing: “Práctico el Despejar un Espacio porque lo necesito”. Las personas que a fácilmente se abruman con sus sentimientos o están bajo presión muy seguido encontrarán los beneficios de practicar el Despejar un Espacio. En mi caso, al descubrir al descubrir el Focusing en Chicago en 1985, tengo una experiencia beneficiosa tan memorable despejando mi espacio por primera vez que me dio suficiente confianza para confiar en el proceso de Focusing completo. A mi regreso, decidí elegir la Psicoterapia Experiencial de Gendlin como el tema de mi tesis de master en la Universidad de Montreal  (Fréminville, 1988).

COMO LLEGA GENDLIN AL SENTIMIENTO DE FONDO

Cuando doy una presentación sobre el Sentimiento de Fondo, me gusta compartir los matices de Gendlin en referencia al Despejar un Espacio, prestado atención al cambio que ocurre en el cuerpo y la  conciencia de no identificarse con el problema.

Cuando el problema permite que se lo coloque en un espacio hecho para él, hay un cambio en el cuerpo, algo como un viraje sentido. Por supuesto que el problema no está resuelto. Pero creo que es muy útil primero haber posado el problema, dejar que el cuerpo viva sin él, entonces trabajar sobre él… las personas que son capaces de poner todos o varios problemas actuales a resgurardo, a menudo sostienen: “Oh, Yo no soy el problema, puedo sentirme a mí mismo como algo diferente de eso” (Gendlin, 1989).

Gendlin menciona otro tipo de experiencia que puede ocurrir a alguien focalizando mientras Despeja el Espacio: “Hay una vasta amplitud, un gran espacio, que surge aquí, que tiene connotaciones espirituales”. Pero si no sucede nada por el estilo, él nos invita a prestar atención al Sentimiento de Fondo: “A menudo hay un sentimiento de fondo, una forma en la que siempre te sientes, siempre gris, siempre un poco triste, siempre corriendo asustado, siempre esforzándome mucho, siempre solo, etc. Cualquiera que fuera tu “siempre me siento…” también despeja eso”. Y él agrega: “A menudo es tomar esto primero, y posarlo en el suelo, lo que abre el gran espacio” (Gendlin, 1981, p. 79).

MÁS DEFINICIÓN

Esta apertura del “gran espacio” disparó mi curiosidad, pero descubrí que para algunas personas no era tan fácil sentir el Sentimiento de Fondo o identificarlo suficientemente como para “posarlo en el suelo”. Para hacer más fácil este proceso, comencé a hablar acerca del Sentimiento de Fondo como el sentimiento predominante que tienen hacia la vida, una frase que Elfie Hinterkopf usó en su libro Integrando la Espiritualidad en el Counseling(1998). Explico que tales sentimientos predominantes pueden incluir una sensación sentida de miedo o enojo o pesadez o muchos otros sentimientos, y que ser capaz de separarlos y entonces más tarde Focalizar en un Sentimiento de Fondo específico puede transformar la propia vida.

EXPLORANDO EL SENTIMIENTO DE FONDO

La primera invitación a Despejar un espacio es una adaptación de la forma corta usada por Joan

Klagsbrun (1999, p.163) y Mary McGuire (1999, p.181).

Se invita a los participantes a relajarse y respirar, sentándose en una posición cómoda, conectados interiormente y enraizando (sintiendo sus pies en el suelo), llevando su atención al interior:

  • Recorda un momento pacífico o un lugar placentero y sentilo, sintiendo todas las buenas sensaciones sentidas.
  • Nota qué hay entre vos y ese sentimiento, reconoce lo que hay allí sin juzgarlo
  • Pone a un costado cada preocupación que estes llevando con su sensación global, dejando que cada una se ubique a la distancia correcta y sentí la diferencia en tu cuerpo luego de hacer eso.
  • Fijate si hay un “sentimiento de fondo”, algo que llevas todo el tiempo que quizás ni te das cuenta, fijate si podes encontrar una palabra, una imagen para eso y también ponelo a un lado, si podes.
  • Tomate el tiempo para sentir si tenes un espacio interno más despejado
  • Permanece con esta energía vital diferente en ese vasto espacio. Disfruta de esta mini-vacación por algo así como un minuto 

Se puede presentar a los participantes los orígenes del Sentimiento de fondo, refiriéndose a las contribuciones teóricas que han hecho Gendlin y Hinterkopf. También subrayo que podemos tener algunos problemas, dificultades, o cuestiones que podemos identificar para que luego podamos estar menos identificados con ellos, y entonces permitirnos experienciar cómo es ser más que “eso”, y tomarnos el tiempo para mirar las cuestiones desde una distancia. Hago la siguiente invitación usando las palabras “Sentimiento de Fondo” o “Empapelado”, cualquiera sea el término que se sienta más preciso.

Durante el proceso grupal, con sus ojos cerrados, les pido que me hagan una señal con sus dedos si han encontrado alguno. De esta forma, puedo seguir lo que están experienciando, adaptando mis invitaciones a lo que observo que está sucediendo en el grupo. Luego invito a los participantes a escribir lo que han notado que es importante para ellos, especialmente referido a su Sentimiento de Fondo.

A continuación una serie de invitaciones propuestas que pueden facilitar la exploración del Sentimiento de Fondo

1. Luego de despejar un espacio de lo que fuera que estés llevando en tu cuerpo, tomate el tiempo para sentir si hay algo hoy como un Sentimiento de Fondo. Fíjate si puedes encontrar una palabra, una imagen para ello.

¿Puedes identificarla? Nota qué viene; nota que tipo de “siempre” o “a menudo” hay allí para vos hoy: Siempre o muy seguido (o un poco) gris, pesado, triste, enojado, asustado, preocupado, observador, solitario, pequeño, etc. si no está allí hoy, lo podes haber notado alguna otra vez.

2. Podes notar y sentir la actitud que viene cuando estás presente con tu Sentimiento de Fondo: rechazo, impaciencia, frustración, enojo, negación o tolerancia, aceptación, compasión, amor? Podes ser amigable con ello (si tu Sentimiento de Fondo es recurrente, algo no ha sido escuchado y necesita tu presencia)

Luego hay una invitación para quedarse:

— Fijate si podes quedarte con eso un momento.

O, una invitación para crear una distancia:

O, fíjate si quieres encontrar algo de distancia de eso.

Hay otra forma sencilla de invitar a las personas a encontrar algo de distancia:

Si deseas encontrar algo de distancia con eso, fíjate qué viene si te preguntas: ¿Cómo sería mi vida sin este Sentimiento de Fondo? ¿Cómo sería mi vida si no estuviera ahí? Siente lo que viene.

Entonces ofrezco una invitación especial que, con los años, ha traído a los participantes experiencias muy interesantes. Los invito a ir más allá.

3. Siente qué viene si te preguntas: ¿Cómo sería más allá de este Sentimiento de Fondo?

(… que está tan a menudo allí…)

Los participantes frecuentemente experiencian grandes virajes con esta invitación. Una mujer vió su vida de una manera completamente nueva después de esta experiencia. Se encontró con su “verdadera naturaleza” por primera vez. Más allá del aparente obstáculo de su recurrente Sentimiento de Fondo estaba la luz implícita de su verdadero self. Estos poderosos darse cuenta son la razón por la que ofrezco esta invitación “más allá”: permitir la apertura de una nueva puerta, ir más allá, y entrar en contacto con una joya implícita dentro de nosotros.

— Fíjate qué tipo de sentimiento viene si te preguntas: ¿Quién soy yo más allá de ese sentimiento que está siempre allí?

Esta invitación puede permitir a la persona a ir más allá de su aparente identidad y puede “sacudir” este “quien” o ser con quien él o ella se identifica.  Como dijo un participante, “Me ví y tuve una sensación sentida de fuerza y confianza dentro de mí, pero no estoy acostumbrado a sentir eso. ¿Qué pasaría si mis parientes me vieran de esa forma? Tengo miedo de perder su amor”.

A menudo la emergencia de esta energía hacia adelante nueva, maravillosa y fresca necesitará ser escuchada para evitar que se vuelva a  caer en la vieja forma de ser.

Cuando Gendlin enseñaba Focusing, a menudo advertía a los Focusers a que recibieran lo que viniera y lo protegieran de los críticos internos.

4. En este punto, invito a las personas a pasar un tiempo focalizando en su Sentimiento de Fondo. A veces se necesita coraje para prestar atención a un Sentimiento de Fondo incómodo. Sin embargo, con Focusing sabemos que algo “más”, todavía no accesible, puede emerger. Entonces se convierte en un viaje interesante el ir por el proceso de sensación, hacer espacio, y escuchar lo que ese sensación en el fondo tiene para decir.

Lo siguiente son algunas invitaciones posibles que pueden usarse con un compañero o solo, según sean necesarios, de acuerdo con el ritmo personal de exploración de cada persona, explorando, haciendo una pausa, usando recursos, y volviendo de nuevo más tarde según la habilidad del cuerpo de tratar con ello.

— Si se siente bien permanecer con el Sentimiento de Fondo: Tomate el tiempo para estar con él, para sentirlo, para describirlo. Sentí lo que viene… Fijate si es posible escuchar qué es lo que este Sentimiento de Fondo, que está tan seguido ahí, tiene para decirte. Fijate si necesitas algo para que puedas quedarte allí un poco más…

— Fijate qué surge si te preguntas: ¿Cómo quiere esta sensación sentida de fondo quiere que yo esté con ella? ¿Cómo le gustaría a este Sentimiento de Fondo que yo lo cuidara?¿Qué es lo que yo nunca he hecho por él?

Si queres ir más allá, podés explorar un posible enlace con algo reprimido:

Fijate si podés sentir lo que podría estar reprimido en vos.

— Sentí lo que viene cuando te preguntas: ¿Qué debería haber pasado en lugar de aquello (el algo reprimido)?

Trabajando con el Sentimiento de Fondo a lo largo de los años, decubrí su recurrencia a menudo se relaciona con algo reprimido, algo tratando de expresarse de una manera incómoda. Gendlin propone una pregunta brillante para atender estas recurrencias: “Cuando algo viene del pasado, esta relacionado con la niñez, podemos ofrecerle esta pregunta a la sensación sentida: ¿Qué debería haber sucedido?” También enfatiza, sin duda alguna: “Todos tenemos en nosotros el plano original de lo que debería haber sucedido” (Gendlin, 1991).

Cuando él dijo eso, a mí se me abrió una puerta. Lo que debería haber sucedido en mi vida emergió claramente como si una escena del pasado se estuviera rescribiendo a sí misma en un proceso saludable y sanador. De repente, una sensación sentida de una fuerza nueva y fresca emergió trayéndome con ella un conocimiento claro de una forma de ser ajustada, trasformado antiguas situaciones familiares reprimidas en imágenes llenas de vida. Por ejemplo, un padre autoritario y acogedor. Esta experiencia es muy interesante porque como terapeuta a menudo me confronto con la recurrencia de viejas heridas, escuchándolas con empatía, dándoles compasión interna, pero de alguna manera permaneciendo con un “asunto sin resolver”, como a menudo decimos en psicoterapia. El “que debería haber sucedido” que ofrece Gendlin, me permitió caminar por un sendero de completud accediendo a un conocimiento intacto que estaba viviendo allí dentro.

5.Otra exploración interesante viene del campo de la “traumatización vicaria” (también llamada “trauma secundario”) Encontré un recurso muy poderoso en la preciosa contribución de Shirley Turcotte que viene de su vasta experiencia en el trabajo con trauma (Turcotte

and Poonwassie, 2004).  A veces enfrentando Sentimientos de Fondo fuertes y recurrentes, cuya recurrencia puede ser no sólo desconcertante sino también vergonzosa, puede resultar apropiado preguntar:

¿Hay algo en ese Sentimiento de Fondo que no me pertenece? ¿Algo que puedo haber absorbido del ambiente (de la familia, de mi ambiente personal, histórico, geográfico o trans-generacional)? Reconoce lo que fuera que emerja.

Turcotte dice que el 50% de sus consultantes lidiaban con traumatización vicaria. Esto significa que estaban absorbiendo muchas cosas de sus ambientes: padres, parientes, etc. Al escuchar esas palabras, sentí algo como una electricidad de alto voltaje moviéndose por mi columna, como si mi cuerpo invediatamente supiera la verdad de ello! Mi mente no podía explicarlo. ¿Por qué, como una mujer francesa sin mayores traumas conocidos, experienciaría una reacción semejante intensidad? Me llevó algunas exploraciones de Focusing descubrir lo que había absorbido de los ambientes familiares, históricos y geográficos. Por ejemplo, llegué a sentir completamente en mi cuerpo la muy dolorosa pérdida del primer bebe recién nacido de mi madre; me sentí atrapada en el insistente deseo de mi padre de que me comportara como mi ancestro que cuidó de los hijos de María Antonieta durante la Revolución Francesa; y, al vivir en un área con mucha historia en Francia, físicamente llevaba algunas memorias de las atrocidades que sucedieron en el período que siguió a la Revolución conocido como “el Terror” (1793-94). Luego resulta muy apropiado atravesar un proceso de luto, un duelo amable de lo que fue absorbido inconscientemente y guardado dentro de nosotros por tanto tiempo! (No es necesario investigar toda la historia familiar para explorar un Sentimiento de Fondo. La sabiduría de nuestro cuerpo llamará la atención de lo que hace falta saber y procesar) 

También podes hacerle al cuerpo otra pregunta interesante:

¿Sabe mi cuerpo que la situación traumática terminó? ¡Esto trae tanto alivio!

Checkear con el cuerpo para asegurarse de que sepa que terminó puede tener un enorme impacto en la persona que ha estado llevando el trauma por tanto tiempo. Una cosa es saber racionalmente que la situación traumática pertenece al pasado, y otra situación completamente diferente, dejar que el cuerpo sienta y reconozca esta realidad. Tomarse el tiempo para hacerlo puede aliviar la carga de este sentimiento pasado, desbloqueando y permitiendo la emergencia de una energía fresca de vida hacia delante que ha estado esperando para ser traída al presente.

6. La exploración del Sentimiento de Fondo puede completarse con una aparentemente pregunta elemental, tan obvia que podríamos olvidarnos de hacerla. Mientras sostenemos la imagen o sensación sentida de fondo, podemos preguntar:

¿Pasó algo similar a ello concretamente en mi vida? Por ejemplo: “De nuevo siento algo como miedo de ser…(aplastado o estrujado)… ¿Me sucedió algo así?” Cuando le pregunté eso a mi cuerpo, me vino un recuerdo: una aparador grande se cayó sobre mi espalda hace mucho tiempo! El cuerpo siente mantiene el sentimiento de algún evento traumático olvidado que ahora necesita ser reconocido y escuchado con una presencia muy amable y cuidadosa.

7. Último, pero no menos importante, tiene mucho valor pasar tiempo con un Sentimiento de Fondo bueno o cómodo. Despejar un Espacio y explorar un Sentimiento de Fondo incómodo puede darnos el acceso a un sentimiento positivo inesperado y poderoso en el fondo: la fuente de amor en nosotros, una sensación de pertenecer a un mundo mayor, sentirse confiado, fuerte, en casa, creativo, con fé, conectado, una sensación de felicidad…

— Entonces cualquiera fuera tu Sentimiento de Fondo cómodo, tomate el tiempo para sentirlo, darle la bienvenida, sentir sus cualidades, y agradecerle por venir. Quizás queres pasar más tiempo con él, cargándote de su energía. Finalmente, podes estar interesado en sentir cómo podes hacerle más espacio en tu vida.

CONCLUSIÓN

La exploración del Sentimiento de Fondo, más allá de los viejos condicionamientos, identidades ocultas, heridas y traumas, puede transformar gradualmente lo que primero se sintió como carga o un límite a la expansión del ser. Este trabajo puede convertirse en una puerta especial dándonos acceso a lo que estaba allí implícitamente: nuestro ser verdadero, nuestra verdadera naturaleza o nuestra verdadera identidad. Con actitudes muy gentiles y mucha paciencia, podemos encontrarnos conectando y reconectando con nuestra esencia. Muchos de nosotros ni siquiera sabemos que el cuerpo carga Sentimientos de Fondo que pueden ser identificados, puestos a cierta distancia y escuchados. Para algunas personas, hay una tendencia a “escapar” de la sensación del Sentimiento de Fondo, a menudo a través de conductas adictivas (comida, TV, alcohol, cigarrillos, teléfono, trabajo, etc.) que actúan como encubridores. Sin embargo, saber que puede haber un “regalo” escondido dentro de un Sentimiento de Fondo incómodo y recurrente, podemos sentirnos animados a explorarlo, gentil y pacientemente sanando esta fuente reprimida de adicciones, encontrando paz dentro de nosotros.

EL TRABAJO DEL SENTIMIENTO DE FONDO SE EXPANDE EN EL MUNDO

Con los años, los colegas de Focusing se han inspirado por este trabajo y han escrito en varios idiomas. Kumie Osako de  Japón, después de la 15 Conferencia Internacional de Focusing

en Alemania (2003), compartió sus descubrimientos al trabajar con el Sentimiento de Fondo en un Encuentro de la Red de Focusing en Tokio,  y más tarde escribió sobre ello para “The Focusing

Network News”. Isabel Gascón de España ha sido la primera en escribir un capítulo completo sobre el Sentimiento de Fondo publicado en el Manual practico del focusing de Gendlin (Alemany,

2007), donde invita a los lectores a trabajar con él con sensibilidad y delicadeza.

BALANCEANDO EL TRABAJO PROFUNDO CON LOS RECURSOS INTERNOS A LO LARGO DEL PROCESO

A través de los años, resulta más claro que explorar los Sentimientos de Fondo es un “trabajo profundo”. Inspirada por Gendlin y mis colegas, me di cuenta que explorar nuestro mundo interno sentido puede ser más beneficioso cuando se balancea con algunos recursos internos. En mis talleres más recientes ahora elijo una forma de Despejar un Espacio que incluye la evocación de un “momento o lugar placentero” como un momento al que recurrir. Esta invitación se hace bien al comienzo del ejercicio de Despejar un Espacio.

Como segundo recurso, uso el poema de Rumi “La Casa de Huéspedes”, como sugiere Nina

Joy Lawrence basándome en sus experiencias de enseñanza en Afganistán. Es un ejercicio simple en el que invito a los Focusers a encontrar un “lugar a salvo adentro”.

Ahora estoy desarrollando otro componente en mis talleres, un tercer recurso que invita a los participantes a llamar a las personas que los han ayudado en situaciones difíciles de la vida, o notar cualquier manifestación de apoyo en la vida, tal como eventos inesperados o “regalos” que pudieron haber llegado muy apropiadamente a lo largo de sus vidas. Este último agregado, basado en el ejercicio de Robert Lee “Consigue Ayuda” de sus talleres “Cambiando lo Incambiable” les provee a los participantes de recursos positivos para balancear la profundidad de su exploración del Sentimiento de Fondo.

Finalmente, quiero compartir una experiencia del tipo de modelo de proceso: escribir sobre el Sentimiento de Fondo se vuelve en si mismo una instancia de trabajo con el Sentimiento de Fondo. Al tener que hacerles compañía a todos los sentimientos que surgían al escribir este artículo, mi cuerpo me invitaba a ser coherente y congruente con lo que estaba escribiendo, obligándome a usar mis propias herramientas de Focusing en el transcurso. Inesperadamente, pude experienciar el regalo de un Sentimiento de Fóndo cómodo que sostenía en él una energía de movimiento hacia la vida.

The Implicit Transformational Power of the Background Feeling in Focusing”. Publicado en The Folio, 2008

Traducido por Clr. FOT Sonia Seoane