fbpx

tiempo

Nuestro cuerpo, nuestra historia, en interacción.

Por Carolina Ades. Mi cicatriz cuenta mis miedos, mis inseguridades, la soledad. Una columna que no me sostenía porque yo no podía sostenerme. Pero también cuenta de la fuerza y la potencia. Cuenta la reconciliación y el perdón conmigo, hacia mí, por mí.

No juegues con el tiempo

Por Carolina Ades. Pero con el tiempo no se juega. El juego del tiempo tiene solo una regla. Y si no la cumplís, vas a perder. Pero además van a perder todos los jugadores con los que estés jugando a vivir. Con el tiempo no se juega. Podés jugar EN el tiempo. Podes JUGARTELA por el tiempo. Pero el tiempo es limitado. TU tiempo es limitado. Y si alguna vez tuviste la OSADÍA de creer que podés jugar CON el tiempo, te equivocaste. El tiempo está ahí, solo espera que te la juegues POR él. Y te da esa oportunidad cada día. El tiempo, en eso, es perseverante, no se rinde.